Nutrición Vegetal de Especialidad » Información Técnica » Salinidad

Ultrasol® K, Fuente Ideal de Potasio bajo Condiciones Salinas.

Efecto del suministro de Potasio vía tres fertilizantes potásicos en la fertirrigación de frutales bajo condiciones salinas

La sensibilidad de las plantas a la salinidad es un fenómeno muy conocido en el mundo. Y específicamente en el caso del Perú se conoce varias zonas de la franja costera en donde las condiciones de suelo y/o agua son marcadamente nocivas para el buen desempeño de la mayoría de cultivos comerciales. En ese sentido, el uso equilibrado y controlado de nutrientes vía fertirriego se convierte en una herramienta clave para la superación de dicha problemática.

Recientemente la filial Sudáfrica ha culminado un proyecto de investigación en el cual se hizo un comparativo del efecto de fertirrigar con tres fuentes potásicas en condiciones de salinidad en suelos neutros y en suelos alcalinos.

El punto de partida de la propuesta de investigación se sustenta en numerosos trabajos previos sobre el efecto positivo de Ultrasol® K (KNO3*) como fertilizante antagonista de la absorción de ion Cloruro en especies como palto y tabaco. Ello otorga al cultivo el beneficio de limitar o reducir el stress provocado por la salinidad y la sequía, a su vez se favorece la absorción del potasio debido al aumento del anión nitrato en la solución (efecto sinérgico), fenómeno que también se repite favorablemente para con otros cationes como calcio, magnesio, cobre, fierro, manganeso y zinc, favoreciendo su absorción también. A su vez, también existen reportes que indican que el exceso de iones sulfato favorece la absorción de sodio bajo determinadas condiciones (Schawrz, 1968), lo cual intensifica más el problema salino que se podría tener al favorecer un efecto indeseable. En ese sentido, es necesario conocer más sobre el comportamiento del sulfato de potasio (K2SO4) bajo diversas condiciones.

A fin de encontrar respuestas rápidas y validables, la filial Sudafricana de SQM, liderada por el Dr. Steve Oosthuyse, montó un módulo de trabajo conformado por numerosas macetas de 2.7 L de capacidad, en las cuales se cultivaron exitosamente y en forma separada, plántulas de especies como naranjo, nectarino, manzano, duraznero y banana; todas ellas cultivadas sobre dos tipos de sustrato: uno con 100 % arena (características de suelo ligeramente acido), y el otro con 80% arena + 20% carbonato calcio (características de suelo alcalino). Para todas las especies se automatizo el sistema de riego/fertirriego, y a su vez se estableció un diseño de bloques completos al azar considerando los dos tipos de sustrato, más tres fuentes de fertilizantes potásicos (total 6 tratamientos, cada uno de ellos con sus respectivas 20 repeticiones a evaluar).

Las fuentes potásicas comparadas y usadas en cada solución nutritiva fueron: Ultrasol® K (KNO3), Sulfato de Potasio (K2SO4) y Cloruro de Potasio (KCl). El concepto básico es fertirrigar todas las plantas con la misma concentración de nutrientes pero con la salvedad de que la fuente de Potasio usada es diferente para cada caso. En términos prácticos hubo un tratamiento con mayor contenido de ion sulfato, y otro con mayor concentración de ion cloruro. A su vez, el uso de KNO3 (nitrato de potasio) en un tratamiento, generó que haya allí un mayor contenido del anión nitrato en comparación con los otros dos. La solución nutritiva para todos los casos considero el aporte también de N, P, Ca, Mg, S, B y Mo; así como de quelatos de Fe, Mn, Zn y Cu. Para inducir la aparición de un medio salino se consideró el aporte de ClNa (sal común) en todos los tratamientos a la misma concentración. Todas las especies y tratamientos fueron fertirrigadas con un ratio N-P-K-Ca-Mg de 1-04-1-0.44-0.12 respectivamente.


Ocultar Análisis estadístico
A la fecha se tiene ya resultados para el caso de banana y naranja. Toda la data ha sido sometida a análisis estadístico que nos indique la diferencia significativa entre un tratamiento y otro para los dos sustratos trabajados.

• Plantas de banano fertirrigadas con Ultrasol® K (KNO3) crecieron con mayor rapidez y alcanzaron una altura superior que aquellas fertirrigadas con las otras fuentes potásicas. Ello se dio en ambos sustratos trabajados:


• También se encontró un efecto positivo sobre el peso fresco de plantas y el número de raíces primarias en ambos sustratos (lado izquierdo es Arena pura, y el lado derecho es Arena + CaCO3):


• En el caso de plantones de naranja Valencia también se encontró diferencias favorables para el uso de Ultrasol® K (KNO3) en ambos sustratos probados:


• También en naranja se determinó que para los dos sustratos (lado izquierdo, y lado derecho en ambos gráficos) había un efecto favorable del uso de Ultrasol® K (KNO3) frente a los demás potásicos, tanto sobre en el número de hojas nuevas, así como sobre el peso fresco de brotes.
Ocultar Análisis estadístico

Ocultar Conclusiones
  • La data encontrada permite sustentar que bajo condiciones de alta salinidad, y de salinidad combinada con alcalinidad, la mejor opción de fertilizante potásico es el uso de Ultrasol® K (KNO3), ya que promueve un mayor crecimiento y se alcanza mayor peso fresco en comparación con K2SO4 y KCl. Ello se ha observado tanto en Banana como en Naranja.
  • En el caso del uso de KCl se encontró para todos los casos una relación directa entre su presencia y una menor tasa de crecimiento del cultivo.
  • En el caso de sulfato de potasio (K2SO4) se ha encontrado respuestas medias, siendo mejor que usar cloruro de potasio (KCl), pero nunca tan efectivo como el uso de Ultrasol® K (KNO3).
  • Se notó una mejor respuesta de las plantas en aquellos sustratos donde se había incorporado CaCO3. Probablemente ello se deba al efecto de una mayor presencia de Calcio soluble, el cual fue liberado por el uso constante de una solución ácida.

Se espera aún más resultados de este trabajo de investigación de SQM, pero por ahora los primeros resultados en estas dos especies, serán de mucha utilidad para enfrentar los típicos problemas de salinidad tanto en el agua como en algunos suelos de la Costa Peruana.

  
Ocultar Conclusiones